Moussaka

titulo receta

Porciones / número de personas: 4 personas
Tiempo de Preparación: 180 minutos
Tiempo de cocción: 110 minutos
Categoría: Verduras y legumbres
Dificultad: Moderado

Ingredientes para preparar Moussaka

500 gr. de carne picada de ternera
Pimienta negra
2 berenjenas
Aceite de oliva
5 tomates
Una pizca de nuez moscada
4 patatas
Sal
1 cebolla
1 cucharadita de azúcar
Queso rallado
Una rama de romero
Un poco de harina
Una rama de tomillo
Mantequilla
2 dientes de ajo
Un poco de leche
1 vaso de vino blanco

Cómo preparar Moussaka

Para preparar una riquísima moussaka lo primero que debemos hacer es lavar y cortar los tomates en gajos. Después, los echamos en una cacerola, junto con el aceite de oliva, el romero, el tomillo y los dientes de ajo, a fuego fuerte.

Damos vueltas y después lo bajamos a fuego medio, para añadir el azúcar, la pimienta y la sal. Seguimos dando vueltas y dejamos que el conjunto se vaya haciendo durante unos 45 minutos aproximadamente, removiendo de vez en cuando. Transcurrido este tiempo retiramos las ramas de tomillo y romero, pasamos la salsa por el pasapurés y reservamos.

A continuación lavamos y cortamos las berenjenas en rodajas, excepto la parte del rabito. Con el fin de que suelten todo el agua, las dejamos con un poco de sal durante media hora sobre un papel de cocina absorbente.

Después, ponemos un poco de aceite de oliva en una sartén y, cuando esté caliente, echamos las rodajas de berenjenas y las freímos. Cuando terminemos, las sacamos a una bandeja forrada con papel absorbente para eliminar el aceite sobrante. También reservamos.

Aparte, pelamos y cortamos las patatas en rodajas finas. Cogemos un recipiente apto para el horno y echamos en él un poquito de aceite, distribuyéndolo bien. A continuación colocamos las patatas y ponemos encima de ellas un poco de aceite y sal.

Ponemos el horno a precalentar a 150º C, con calor por arriba y por abajo. Metemos el recipiente media hora, para que las patatas se ablanden.

Mientras, vamos haciendo la bechamel. Ponemos en una sartén dos cucharadas de aceite y un poco de mantequilla. Cuando esté bien deshecha añadimos un poco de harina y removemos todo el rato, mientras vamos vertiendo leche hasta alcanzar la consistencia de la bechamel, con cuidado de que no esté demasiado líquida ni demasiado espesa. Por último, le añadimos pimienta, sal y un poco de nuez moscada. Reservamos.

Aparte, picamos dos dientes de ajo y una cebolla. Ponemos un poco de aceite en una sartén y la dejamos a fuego bajo. Incorporamos los ajos y, cuando estén un poco hechos la cebolla. Damos vueltas y, cuando la cebolla esté transparente añadimos la carne. La salpimentamos y dejamos que se dore. Entonces vertemos el vino blanco y un poco de la salsa de tomate que teníamos preparada previamente. Dejamos que el líquido se vaya evaporando mientras removemos de vez en cuando.

Para montar la moussaka cogemos el recipiente donde tenemos las patatas y echamos encima una capa de berenjenas, encima otra de carne, y repetimos otra vez la operación. Por último, vertemos por encima la bechamel.

Ponemos el horno a precalentar a 180º C, con calor por arriba y por abajo. Después, metemos el recipiente y dejamos que la moussaka se termine de hacer durante un cuarto de hora. A continuación sacamos del horno, añadimos el queso rallado y dejamos que se gratine a 170º C, durante cinco minutos. Sacamos, adornamos si queremos con una ramita de perejil, y servimos. ¡Exquisita!

ver más recetas

Introducción de la receta

La moussaka es una especie de lasaña de verduras, especialmente berenjena, que tiene su origen en los Balcanes y Oriente Medio, aunque su versión griega es la más conocida internacionalmente. Una receta muy completa, que puede darse como plato único y no deja indiferente a nadie por su exquisito sabor.

Ver más recetas de