Muffin de Chocolate con Grosellas

titulo receta

Porciones / número de personas: 4 personas
Tiempo de Preparación: 40 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
Categoría: Postres
Dificultad: Fácil

Ingredientes para preparar Muffin de Chocolate con Grosellas

2 huevos
125 gr. de mantequilla
125 gr. de azúcar
125 gr. de harina
100 gr. de chocolate de cobertura, opcional
125 gr. de chocolate en polvo
Un puñado de grosellas
Una pizca de sal
100 gr. de nata líquida
1 sobre de levadura en polvo

Cómo preparar Muffin de Chocolate con Grosellas

Para realizar un riquísimo muffin de chocolate con grosellas lo primero que debemos hacer es echar los huevos en un bol y juntarlos con el azúcar. Mezclamos bien y los echamos al vaso de la batidora. Añadimos la nata y el chocolate en polvo y batimos hasta que los ingredientes estén bien integrados.

Aparte, batimos la mantequilla en punto pomada y lo añadimos a la mezcla anterior. Por último, incorporaremos una mezcla de harina, levadura y sal, y volvemos a batir hasta formar una masa homogénea.

Si queremos encontrarnos grosellas dentro del muffin, añadiremos parte a la masa y dejaremos otra parte para decoración. Removemos bien y rellenamos los moldes o los papeles de los muffins, dejando aproximadamente un tercio libre porque la masa subirá cuando esté en el horno.

Ponemos a precalentar el horno a 180º C, con calor por arriba o por abajo. Cuando esté caliente metemos las magdalenas y dejamos que se hagan durante una media hora. Después sacamos y dejamos que se enfríen sobre una rejilla.

Si queremos, podemos ponerle como cobertura un poco de chocolate. Para ello, cogemos el chocolate de cobertura, lo fundimos dejándolo durante unos segundos en el microondas y vertemos un poquito por encima de cada muffin. Otra opción es espolvorear los muffins con un poco de azúcar glas y, directamente, colocar unas grosellas encima de cada muffin, para que le den vistosidad y sabor. ¡Deliciosos!

ver más recetas

Introducción de la receta

El muffin de chocolate con grosellas está delicioso. La combinación del chocolate y las grosellas es armoniosa y el postre queda elegante y muy bien presentado, por lo que resulta ideal para regalárselo a quienes más quieres. Es muy fácil de hacer, así que no tienes excusa para no intentarlo.

Ver más recetas de