Roll-Ups de Zanahoria y Calabacín

titulo receta

Porciones / número de personas: 8 personas
Tiempo de Preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
Categoría: Verduras y legumbres

Ingredientes para preparar Roll-Ups de Zanahoria y Calabacín

500 gr. de calabacín
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cebolla
1 cucharada de tomate
3 zanahorias
Sal
Pimienta
Pimentón
50 gr. de piñones
1 cucharada de salsa de soja
1 manojo de perejil
Medio diente de ajo
1 cucharadita de orégano

Cómo preparar Roll-Ups de Zanahoria y Calabacín

Para disfrutar de unos riquísimos roll-ups de zanahoria y calabacín lo primero que debemos hacer es lavar los calabacines y pelar las zanahorias. Después, los cortamos longitudinalmente, en tiras.

Podemos hacer los rollitos con la zanahoria o el calabacín en crudo, o bien cocinarlos, para que estén más blandos y jugosos. Si los vamos a cocinar añadimos a las tiras de calabacín que vamos a utilizar un poco de sal y secamos con papel de cocina.

Después, echamos un poco de aceite en una sartén, la ponemos a fuego medio y hacemos los calabacines y las zanahorias hasta que estén un poco blandos, conservando algún trozo de zanahoria para la decoración final.

Aparte, sofreímos en una sartén el resto de los calabacines, las cebollas y el ajo, con un poco de aceite de oliva y a fuego medio. Cuando estén un poco hechos los salpimentamos y añadimos un poco de pimentón. Removemos bien. A continuación añadimos la salsa de soja, el tomate, el orégano y el perejil, y volvemos a remover.

Extendemos el relleno por las tiras de calabacín y de zanahoria. Después, añadimos algunas ramitas de perejil y en el caso de los calabacines unos palitos finos de zanahorias. También incorporamos los piñones, crudos o asados.

Enrollamos y los ponemos de pie en el plato. Si es necesario sujetamos con un palillo para que no se abra el rollito. Para terminar de completar la decoración incorporamos algunas ramas de perejil a los rollitos y servimos. ¡Deliciosos!

ver más recetas

Introducción de la receta

Los roll-ups de zanahoria y calabacín están deliciosos. Son muy fáciles de hacer y también muy sanos, por lo que resultan perfectos para niños y mayores. Su presentación es muy divertida y llama la atención su colorido, por lo que pueden convertirse en la guarnición o el aperitivo perfecto.

Ver más recetas de