Salmón al Limón con Espinacas

titulo receta

Porciones / número de personas: 4 porciones
Tiempo de Preparación: 35 minutos
Tiempo de cocción: 25 minutos
Categoría: Pescado

Ingredientes para preparar Salmón al Limón con Espinacas

1 limón
Un cuarto de taza de miel
Una pizca de sal
4 filetes de salmón
Una pizca de pimienta roja molida
Una pizca de pimienta negra molida
Un cuarto de taza de vino blanco
Una pizca de aceite de oliva en spray
Espinacas frescas
2 dientes de ajo
Media taza de cebolla roja

Cómo preparar Salmón al Limón con Espinacas

Para hacer un riquísimo salmón al limón con espinacas ponemos el horno a precalentar a 200º C., con calor por arriba y por abajo. Mientras se calienta, rallamos la cáscara del limón y le exprimimos el zumo. Mezclamos la ralladura con el zumo en un bol y le añadimos la miel. Mezclamos bien.

Forramos una bandeja de horno con papel de hornear. Rociamos un poquito de aceite de oliva en spray y colocamos encima los filetes de salmón. Salpimentamos y pintamos el salmón con la mezcla de limón y miel que hemos preparado anteriormente.

Metemos el salmón al horno y dejamos que se haga durante diez minutos aproximadamente. Si es necesario añadiremos un poco de salsa de limón y miel aproximadamente cuando quede la mitad del tiempo para potenciar un poco más el sabor.

Echamos otro poco de aceite en una sartén y la ponemos a fuego medio. Cuando esté caliente añadimos los dientes de ajo y la cebolla bien picados. Cuando estén dorados incorporamos las espinacas y el vino blanco y continuamos salteando hasta que veamos que la espinaca está blanda y el líquido se ha evaporado. Salpimentamos y añadimos, para darle más sabor, una cucharadita de la mezcla de limón y miel.

A la hora de emplatar colocamos una cama de espinacas en el plato y sobre ella el filete de salmón, y así en todos los platos. ¡Delicioso!

ver más recetas

Introducción de la receta

El salmón al limón con espinacas es un plato con un sabor delicioso. Es sano y nutritivo, por lo que resulta una receta excelente para incorporarla a tu día a día con tu familia. Además, es fácil de hacer y no te supone mucho esfuerzo. ¡No se puede pedir más!

Ver más recetas de