Tortitas con Mermelada de Grosellas Casera

titulo receta

Porciones / número de personas: 4 personas
Tiempo de Preparación: 300 minutos
Tiempo de cocción: 45 minutos
Categoría: Postres

Ingredientes para preparar Tortitas con Mermelada de Grosellas Casera

Medio kilo de grosellas
300 gr. de azúcar
Medio limón
138 ml. de agua
1 vaso de leche
1 cucharada de levadura royal
Un poquito de sal
1 cucharada de azúcar avainillado
1 vaso de harina
1 huevo
1 cucharada de aceite de oliva virgen
Mantequilla

Cómo preparar Tortitas con Mermelada de Grosellas Casera

Para disfrutar de unas riquísimas tortitas con mermelada de grosellas casera lo primero que debemos hacer es desprender las grosellas de los racimos. Las lavamos con agua fría, las escurrimos bien y las ponemos en una cacerola lo suficientemente amplia.

Ponemos la cacerola a fuego medio y le añadimos el agua, el zumo de limón y el azúcar, removemos y dejamos macerando. A continuación ponemos la cacerola a fuego flojo y cuando comience a hervir dejamos que se vayan haciendo durante 20 minutos, removiendo de vez en cuando.

Transcurrido este tiempo dejamos enfriar y pasamos por el pasapuré. Después lo volvemos a poner a fuego medio y removemos continuamente para evitar que se pegue, hasta lograr la consistencia adecuada, teniendo en cuenta que después espesará bastante.

Por último, echamos la mermelada en botes esterilizados, rellenándolos hasta el borde. Les ponemos la tapa y los colocamos hacia abajo hasta que se enfríen por completo.

A continuación hacemos las tortitas. Para ello batimos bien el huevo en un bol y le vamos añadiendo poco a poco, y sin parar de batir, la leche, la harina, el aceite, la levadura, la sal y el azúcar avainillado, hasta que la masa se haga espesa.

Ponemos un film al bol y lo metemos 10 minutos en el congelador. Después echamos un poco de mantequilla en una sartén, a fuego medio. Cuando se funda vertemos un cucharón grande de masa y la esparcimos girando la sartén. Cuando la tortita esté hecha por un lado la damos la vuelta y la hacemos por el otro.

Repetimos la operación hasta acabar con toda la masa y después servimos echando la mermelada de grosellas por encima de las tortitas. Si queremos podemos adornar el plato con algunas grosellas enteras o cualquier otro fruto rojo. ¡Deliciosas!

ver más recetas

Introducción de la receta

Las tortitas con mermelada de grosellas casera están deliciosas. Puedes hacerlas como postre o para comenzar el día con un desayuno exquisito, aunque también hay quien prefiere comerlas a modo de merienda, acompañadas de un café. ¡Lo cierto es que están tan buena que apetecen a todas horas!

Ver más recetas de