Pastel de Kiwi

titulo receta

Porciones / número de personas: 6 personas
Tiempo de Preparación: 50 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
Categoría: Postres
Dificultad: Fácil

Ingredientes para preparar Pastel de Kiwi

4 huevos
120 gr. de harina de trigo
220 gr. de azúcar
4 kiwis
400 ml. de nata para montar

Cómo preparar Pastel de Kiwi

Para realizar un riquísimo pastel de kiwi lo primero que debemos hacer es preparar el bizcocho de la tarta. Para ello ponemos a precalentar el horno a 180º C, con calor por arriba y por abajo. Mientras se calienta, separamos las claras de las yemas y las echamos en diferentes recipientes.

En el bol de las yemas echamos 60 gr. de azúcar y batimos con las varillas hasta obtener una crema espumosa, con el doble de su volumen.

Aparte, con unas varillas eléctricas, batimos las claras al tiempo que vamos incorporando otros 60 gr. de azúcar hasta obtener una mezcla homogénea. A continuación, incorporamos las yemas a las claras, y mezclamos con una espátula, con movimientos envolventes.

Por último, incorporamos la harina tamizada y poco a poco, con movimientos muy lentos. Cuando tengamos una mezcla con los ingredientes bien integrados la echamos en un molde de silicona que meteremos al horno durante media hora aproximadamente. Después, sacamos y dejamos enfriar antes de desmoldar.

Cuando el bizcocho esté frío montamos la nata con el azúcar sobrante y lo echamos en una manga pastelera. Partimos el bizcocho por la mitad realizando un corte horizontal y sobre una de las partes echamos la nata, hasta cubrir toda la superficie.

Pelamos y cortamos los kiwis en rodajas finas y colocamos algunas sobre la nata. Después, cerramos el pastel con la otra parte del bizcocho, sin apretar demasiado, y volvemos a poner nata sobre la superficie, extendiéndola bien para que quede uniforme y con una mejor presentación. Ya solo nos queda añadir alguna rodaja de kiwi más para una mejor decoración del pastel. ¡Exquisito!

ver más recetas

Introducción de la receta

El pastel de kiwi está delicioso. A la base del bizcocho, que tiene que quedarnos muy esponjoso, se le añade el sabor de las rodajas del kiwi y nata montada. El resultado es una tarta muy suave, perfecta para cualquier ocasión. Prueba un solo trozo y me darás la razón.

Ver más recetas de