Trucos para Montar Nata y que no se Baje

titulo receta

Porciones / número de personas: 2 personas
Tiempo de Preparación: 10 minutos
Categoría: Postres

Ingredientes para preparar Trucos para Montar Nata y que no se Baje

500 ml. de nata montada
2 sobres estabilizadores
1 cucharada de maicena
Azúcar glas
2 cucharaditas de gelatina
2 cucharaditas de leche en polvo desnatada
1 malvavisco
125 gr. de queso mascarpone

Cómo preparar Trucos para Montar Nata y que no se Baje

Existen varios trucos para montar nata y que no se baje. Uno de los más efectivos es utilizar sobres estabilizadores, de venta en algunos establecimientos especializados. Son unos polvos blancos, parecidos a la levadura en polvo, que se echan en la nata todavía líquida. La proporción más adecuada que debes utilizar es un sobre por cada 250 ml. de nata.

Si optamos por trucos más caseros, la maicena constituye una buena opción. Por cada medio litro de nata utilizaremos una cucharada de harina de maíz. Primero debemos comenzar a batir la nata hasta que veamos que comienza a tomar consistencia. Entonces disolvemos la maicena en una cucharada sopera de leche y la vamos añadiendo a la nata, hasta que la tengamos montada. Algunas personas observan que cambia ligeramente el sabor a la nata, por lo que este truco está especialmente recomendado cuando le vayamos a añadir a la nata algún componente como esencia de vainilla, capaz de disimular el sabor.

Otra posibilidad es utilizar azúcar glas. Para ello basta con sustituir el azúcar convencional por este otro. Si preferimos utilizar leche en polvo desnatada tendremos que añadir dos cucharaditas por cada 500 ml. de leche.

También la gelatina contribuye a estabilizar la nata. Usaremos una cucharadita de gelatina por cada 250 ml. de nata. Lo primero que debemos hacer es espolvorear la gelatina en un bol con una cucharada de agua fría. Dejamos reposar cinco minutos y después calentamos el bol en el microondas y dejamos enfriar la gelatina hasta que alcance una temperatura de 36 grados. Cuando tengamos la nata ligeramente montada le vamos añadiendo la gelatina a esta temperatura y continuamos montando la nata.

Hay quien utiliza malvaviscos para conseguir una nata firme. Basta con calentar uno de ellos durante cinco segundos en el microondas y después añadirlo a la nata, cuando esté semimontada, aunque bien es cierto que nos quedará una nata más dulce, por lo que conviene disminuir la cantidad de azúcar previa.

Por último, y si no nos importa añadir alguna caloría extra, también podemos añadir 125 gramos de queso mascarpone por cada medio litro de nata, una vez hayamos comenzado a montar ésta y haya formado picos. ¡Deliciosa!

ver más recetas

Introducción de la receta

Hay diferentes trucos para montar nata y que no se baje y todos ellos son facilísimos de hacer. Si quieres conseguir una nata montada estable y firme, solo tienes que seguirlos. La decoración de tus postres seguro que te lo agradecerá y sabrán todavía más ricos que de costumbre.

Ver más recetas de