LaRazon.es

Bizcocho de Zanahoria y Almendra

titulo receta

Porciones / número de personas: 6 personas
Tiempo de Preparación: 80 minutos
Tiempo de cocción: 60 minutos
Categoría: Postres

Ingredientes para preparar Bizcocho de Zanahoria y Almendra

350 gr. de harina
210 gr. de mantequilla
1 sobre de levadura en polvo
4 huevos
250 gr. de azúcar
200 gr. de almendras
2 cucharaditas de canela en polvo
1 limón
Una pizca de clavo
250 gr. de zanahorias
Una pizca de sal
160 gr. de azúcar glas
1 cucharada de agua

Cómo preparar Bizcocho de Zanahoria y Almendra

Para hacer un riquísimo bizcocho de zanahoria y almendra lo primero que debemos hacer es echar en un bol los ingredientes sólidos: las almendras previamente molidas, la harina, la levadura, el azúcar, las especias, la ralladura del limón y una pizca de sal.

Mezclamos todos los ingredientes y a continuación añadimos la zanahoria previamente pelada y rallada, y seguimos mezclando. Por último incorporamos los huevos previamente batidos, y 150 gramos de mantequilla, que tiene que estar blanda. Volvemos a mezclar hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

Precalentamos el horno a 180º C., con calor por arriba y por abajo. Mientras se calienta echamos la masa que hemos conseguido a un molde de silicona o a uno convencional previamente engrasado con un poco de mantequilla.

Metemos el molde en el horno y dejamos que se haga el bizcocho durante 45 minutos destapado y otro cuarto de hora más tapado, para evitar que la superficie se queme.

Mientras el bizcocho se hace vamos preparando el glaseado. Para ello batimos el resto de la mantequilla hasta obtener una textura de pomada. Sin dejar de batir añadimos el azúcar glas y una cucharada de leche, y cuando tengamos la textura glaseada esperamos a que el bizcocho esté hecho y frío, y después se lo echamos por encima, repartiéndolo bien por toda la superficie. ¡Delicioso!

ver más recetas

Introducción de la receta

El bizcocho de zanahoria y almendra está delicioso. Este postre tradicional utiliza ingredientes muy comunes. Entre sus virtudes está el hecho de que es muy fácil y rápido de hacer, perfecto para gente que no tenga mucha experiencia en repostería. El resultado siempre es exquisito, para toda la familia.

Ver más recetas de