Bollitos de Pan de Leche

titulo receta

Porciones / número de personas: 8 personas
Tiempo de Preparación: 150 minutos
Tiempo de cocción: 10 minutos
Categoría: Panes y bollos

Ingredientes para preparar Bollitos de Pan de Leche

560 gr. de harina
4 huevos
150 gr. de azúcar glas
Una pizca de sal
25 gr. de levadura fresca
150 gr. de mantequilla
250 ml. de leche

Cómo preparar Bollitos de Pan de Leche

Para hacer unos riquísimos bollitos de pan de leche, lo primero que debemos hacer es echar la sal, 500 gramos de harina y el azúcar glas en un recipiente. Mezclamos bien.

Aparte, diluimos la levadura en un poco de leche y la añadimos a la mezcla anterior, junto con el resto de la leche, mientras removemos siempre hacia el mismo lado. A continuación añadimos tres huevos, pero de uno en uno y mezclando bien. No añadiremos otro huevo hasta que no esté bien integrado el anterior.

Por último, añadimos a la mezcla la mantequilla, a punto de pomada. Removemos y amasamos hasta conseguir una masa homogénea. Entonces la dejamos reposar a temperatura ambiente hasta que doble su volumen.

Una vez que ha doblado su volumen, añadimos la harina restante y seguimos trabajando la masa con las manos. Cuando haya bajado la metemos en el congelador hasta que veamos que se ha endurecido ligeramente. Entonces la retiramos del congelador y vamos formando bollos, trabajando sobre una encimera ligeramente enharinada.

Colocamos los bollos sobre una bandeja forrada con papel de hornear y los dejamos reposar al menos 60 minutos más. Después batimos un huevo y untamos, con la ayuda de una brocha de cocina, un poco de huevo batido encima de cada bollo.

Ponemos el horno a precalentar a 175º C., con calor por arriba y por abajo. Cuando esté caliente metemos los bollos y los hacemos durante 10 minutos o hasta que veamos que están dorados. Entonces los sacamos y los dejamos enfriar antes de consumir. ¡Deliciosos!

ver más recetas

Introducción de la receta

Los bollitos de pan de leche están deliciosos. Son los preferidos de niños y mayores por su esponjosa textura, ya que quedan muy tiernos, y por su exquisito sabor, que les hace muy apetecibles tanto en el desayuno como en la merienda. ¡Son rápidos de hacer y realmente irresistibles!

Ver más recetas de