LaRazon.es

Cómo Hacer el Cheesecake más Esponjoso

titulo receta

Porciones / número de personas: 10 personas
Tiempo de Preparación: 135 minutos
Tiempo de cocción: 90 minutos
Categoría: Postres

Ingredientes para preparar Cómo Hacer el Cheesecake más Esponjoso

400 gr. de queso crema
Una pizca de sal
160 gr. de azúcar
80 gr. de harina
100 gr. de mantequilla
1 cucharada sopera de ron, opcionalmente
6 huevos
2 cucharadas de zumo de limón
200 ml. de nata líquida
1 paquete de galletas tipo Digestive

Cómo preparar Cómo Hacer el Cheesecake más Esponjoso

Cómo hacer el cheesecake más esponjoso es muy fácil. El secreto está en hacerlo con una textura tipo soufflé, que permite al postre crecer, a la vez que queda muy tierno.

Lo primero que debemos hacer es batir el queso crema, que tiene que estar a temperatura ambiente. Después, le incorporamos 60 gr. de azúcar y seguimos batiendo hasta que los dos ingredientes estén bien integrados. A continuación le añadimos 60 gr. de mantequilla, cortada en dados y cuando tengamos una masa homogénea incorporamos la nata líquida y volvemos a mezclar.

Separamos las claras de las yemas y agregamos a la masa las yemas. Una vez que hayamos mezclado todo bien incorporamos el zumo de limón y, opcionalmente, el ron, y volvemos a mezclar. La harina la añadiremos después, pero tamizada junto con la sal, para que la tarta salga más esponjosa. Mezclamos bien.

Montamos las claras a punto de nieve hasta que formen picos. Después incorporamos el azúcar poco a poco a las claras y mezclamos con movimientos envolventes. Por último, añadimos las claras montadas a la mezcla. Es importante no batir para que las claras no bajen, sino remover suavemente con una espátula, con movimientos envolventes, hasta que poco a poco las claras se hayan integrado.

Echamos la mezcla que hemos conseguido a un molde desmontable, donde habremos puesto, en su base, una mezcla de las galletas trituradas con la mantequilla restante. A la hora de colocar la pasta de galletas apretaremos un poco con los dedos para que quede compacta y conservaremos en el frigorífico.

Ponemos a precalentar el horno a 160º C., con calor por arriba y por abajo. Mientras se calienta, ponemos el molde dentro de otro recipiente, donde habremos colocado al menos 2,5 centímetros de agua hirviendo, con el objeto de hacer la tarta al baño maría.

Horneamos durante una hora y luego bajamos la temperatura a 10º C., y horneamos durante media hora más. Transcurrido este tiempo apagamos el horno y dejamos que la tarta se termine de hacer dentro del horno, durante quince minutos más con la puerta abierta. Después, sacamos el cheesecake del horno y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente, sobre una rejilla.

Si queremos, podemos adornar la tarta de queso esponjosa con un poco de mermelada o una salsa de cerezas o frambuesas, a nuestro gusto. ¡Deliciosa!

ver más recetas

Introducción de la receta

Cómo hacer el cheesecake más esponjoso es muy fácil. Solo tienes que seguir unos pequeños trucos paso a paso y el resultado saltará a la vista. Esta tarta de queso es inconfundible por su delicioso sabor pero ahora puedes hacer que tenga éxito por su textura tierna y esponjosa.

Ver más recetas de