Tronco de Nata y Chocolate

titulo receta

Porciones / número de personas: 6 personas
Tiempo de Preparación: 50 minutos
Tiempo de cocción: 10 minutos
Categoría: Postres

Ingredientes para preparar Tronco de Nata y Chocolate

4 huevos
60 gr. de harina
210 gr. de azúcar
60 gr. de maicena
Una pizca de levadura en polvo
100 ml. de agua
620 ml. de nata para montar
250 gr. de cobertura de chocolate
Una pizca de vainilla
75 gr. de azúcar glas
Un poco de mermelada de frambuesa
Frambuesas o moras
Cacao en polvo
Chocolate negro

Cómo preparar Tronco de Nata y Chocolate

Para disfrutar de un riquísimo tronco de nata y chocolate lo primero que debemos hacer es preparar el bizcocho. Para ello mezclamos los huevos con 110 gr. de azúcar. Después, añadimos una mezcla tamizada de harina, maicena y un poco de levadura química. Batimos bien.

Extendemos la masa que hemos obtenido en una bandeja de horno forrada con papel de hornear y dándole forma alargada. Después horneamos a 210º C, durante unos 7 minutos.

Mientras, preparamos el almíbar mezclando 100 ml. de agua con 100 gr. de azúcar. Lo echamos en una cacerola, a fuego lento, removiendo. Después, dejamos que se enfríe.

Cuando el bizcocho esté horneado, lo sacamos del horno y lo ponemos boca abajo sobre otro papel de horno. Después, empezamos a enrollarlo, cuando todavía está caliente, para que coja forma de brazo de gitano mientras se enfría.

Aparte, montamos la nata utilizando 500 ml. de nata para montar, con azúcar glas y una pizca de vainilla. Posteriormente, emborrachamos el bizcocho con la ayuda de una brocha de cocina, y lo rellenamos con la nata montada, con un poco de mermelada de frambuesa en su interior.

Después lo recubrimos de nata montada y trozos de chocolate negro. Lo recubrimos de cacao en polvo y colocamos un poco de nata en la parte superior, a modo de adorno.

Sobre la nata podemos poner frambuesas o moras, para introducir un toque de color. ¡Delicioso!

ver más recetas

Introducción de la receta

El tronco de nata y chocolate está riquísimo. Esta delicia se suele hacer para una celebración especial o cuando quieres sorprender a tus comensales, pero lo cierto es que, aunque laborioso, no es difícil de hacer. Y el resultado salta a la vista. ¡Un postre que no te puedes perder!

Ver más recetas de