Canapés de Queso, Tomate y Aceitunas

titulo receta

Porciones / número de personas: 10 personas
Tiempo de Preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 7 minutos
Categoría: Aperitivos y Tapas
Dificultad: Fácil

Ingredientes para preparar Canapés de Queso, Tomate y Aceitunas

2 bolas de mozzarella fresca
2 tomates
Hojas de albahaca
Sal
Pimienta
Aceite de oliva virgen extra
1 Ajo
10 rebanadas de pan
Vinagre de manzana, opcional
10 Aceitunas negras

Cómo preparar Canapés de Queso, Tomate y Aceitunas

Para realizar unos riquísimos canapés de queso, tomate y aceitunas, lo primero que debemos hacer es lavar bien los tomates y cortarlos en rodajas. Los ponemos en un bol junto con aceite de oliva virgen extra, un poquito de sal y pimienta, y el vinagre de manzana, opcionalmente. También podemos añadirle albahaca picada, o bien dejar ésta para ser utilizada a modo de decoración. Esperamos a que macere todo el conjunto durante unos diez minutos.

Mientras tanto, cortamos la mozzarella en lonchas y el pan en rebanadas de aproximadamente dos centímetros de espesor. Para tostarlo, lo metemos en el horno, a 180º C, con calor por arriba y por abajo. Lo sacaremos cuando lo veamos tostado y reservamos.

Ya sólo nos queda montar el canapé. Para ello cogeremos el pan tostado, le restregaremos un ajo pelado y añadiremos unas gotitas de aceite de oliva, sin pasarnos, para que no empape demasiado.

A continuación le ponemos una loncha de queso, y sobre ella una rodaja de tomate, si es grandecita, o bien dos pequeñas. Por último, colocaremos una aceituna negra ya deshuesada y partida por la mitad, de manera que quede sobre el tomate. Si no hemos incorporado anteriormente la albahaca, la pondremos sobre las aceitunas, a modo de adorno.

La fuente donde servimos los canapés puede ir adornada, a su vez, con hojas de lechuga o cebollino. Y los canapés están listos para ser consumidos. ¡Deliciosos!

ver más recetas

Introducción de la receta

Los canapés de queso, tomate y aceitunas están deliciosos. Sencillos y muy sanos, esto canapés constituyen una auténtica exquisitez y son la prueba de que, en muchas ocasiones se cumple la premisa de que menos es más. Resultan perfectos a modo de aperitivo o entrante, porque no resultan pesados.

Ver más recetas de