Croquetas Caseras de Salmón

titulo receta

Porciones / número de personas: 6 personas
Tiempo de Preparación: 180 minutos
Tiempo de cocción: 20 minutos
Categoría: Pescado

Ingredientes para preparar Croquetas Caseras de Salmón

170 gr. de salmón desmenuzado
Una cebolla
100 gr. de harina
Un diente de ajo
50 gr. de mantequilla
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
500 ml. de leche
Sal
Pimienta
Nuez Moscada
Harina
Pan Rallado
Huevo batido

Cómo preparar Croquetas Caseras de Salmón

ara disfrutar de unas riquísimas croquetas caseras de salmón lo primero que debemos hacer es echar en una cacerola baja el aceite de oliva. Lo ponemos a fuego fuerte y cuando esté caliente salteamos los trozos de salmón salpimentados durante unos cinco minutos.

Posteriormente añadimos la mitad de la leche y cuando comience a hervir bajamos el fuego y dejamos cocer durante tres minutos más. Transcurrido este tiempo, apartamos la cacerola del fuego.

Colamos la leche y dejamos el salmón reservado en un plato. Cuando se enfríe lo desmenuzamos con las manos. Después, juntamos la leche infusionada con el salmón y completamos con más leche hasta formar el medio litro. Reservamos.

En la misma cacerola que hemos utilizado vertemos un chorrito de aceite, la ponemos a fuego medio y rehogamos la cebolla y el ajo, bien picado. Echamos una pizca de sal y vamos pochando.

Después incorporamos la harina. Removemos bien para que se tueste y comenzamos a añadir la leche poco a poco, revolviendo continuamente hasta obtener una bechamel muy espesa.

Bajamos el fuego y seguimos removiendo hasta conseguir una bechamel cremosa. Después, salpimentamos y añadimos la nuez moscada, revolvemos y apartamos del fuego para añadir la mantequilla.

Removemos hasta incorporar la mantequilla en la bechamel. Posteriormente echamos el salmón y volvemos a mezclar todo bien.

Echamos la bechamel en una fuente ligeramente humedecida con agua para que no se pegue en el fondo. Tapamos con un film y la dejamos enfriar. Si va a pasar toda la noche, conviene hacerlo en la nevera.

Cuando se haya enfriado tomamos pequeñas porciones de bechamel con una cuchara sopera y la vamos dando forma de croqueta. A continuación pasamos las porciones por harina, huevo batido y pan rallado.

Ponemos abundante aceite en una sartén, a fuego medio. Cuando el aceite esté caliente, pero sin llegar a humear, vamos echando las croquetas en pequeñas tandas, y las vamos dando la vuelta con la ayuda de dos tenedores todo el tiempo hasta que estén hechas.

Vamos depositando las croquetas que estén hechas a una fuente forrada con papel de cocina, para que absorba el aceite sobrante, y ya están listas para ser llevadas a la mesa. ¡Deliciosas!

ver más recetas

Introducción de la receta

Las croquetas caseras de salmón están deliciosas. Quedan crujientes por fuera y jugosas por dentro, con una textura única y un sabor riquísimo. Si tienes hijos a los que no les gusta comer pescado es una buena alternativa que seguro que les encantará. Y además de ricas, son saludables.

Ver más recetas de